Cuentos de mi familia!


Cuento #1

Hace como cinco anos toda mi familia y yo fuimos a una reunión en la casa de mi abuelita. Todas mis tías y mis tíos nos fuimos. Nos aviamos quedado a dormir toda la semana, mi abuelita vive en Los Angeles. Estábamos bien aburridas yo y mis primas. No teníamos nada que hacer, estaba lloviendo, y queríamos ir a las tiendas. Entonces íbamos a ir a los “ callejones”. Mi mama estaba lavando la ropa y mi tía también (gemela de mi mama). Mi tía se avía enojado con mi mama por que no le avía lavado su ropa bien, y ya no le hablo y se quedo muy enojada con ella. Bueno pues resulta que nos fuimos a los callejones en el autobús, pero mi mama se quedo con mi abuela. Mi mama era la única que tenia carro, porque mis tíos y mi papa se avían ido. Estava llueve y llueve. Llegamos y empezamos a comprar cosas. Ya avía pasado mucho rato y nos queríamos ir. Pero ya no teníamos dinero para el autobús, y no sabíamos que hacer. Entonses por muy enojada que estaba mi tía le tuvimos que hablar a mi mama para que nos recogiera. Y mi mama al fin llego y nos recojio, se estaba riendo por que aunque se enojo mi tía de todos modos le tuvo que hablar.
:D



Cuento #2


        Hace nueve años era mi primer día de escuela. Tenía 5 años, mi prima me avía llevado por que ella iba a esa escuela. Yo no sabía qué hacer ni a donde ir. Ella me dejo en medio de la esquela. Me asuste mucho y empecé a llorar. Pero mi primo me vio y me llevo a mi clase. La maestra me saludo y me enseño la clase. Me presentaron a la clase y me dio me escritorio asignado. Después que empezó la clase mi mama llego para ayudarle a la maestra. Cuando llego me calme y me puse feliz. Empecé a jugar con todos y me encanto la escuela  Después de eso ya me acostumbre a la escuela. Estaba en esa escuela por 8 años. Ya me gradué, la escuela se llamaba St. Jude Academy, y ahora estoy en High tech high. :)

Cuento #3


Fue en el comienzo del año escolar. Me ofrecieron un puesto en el equipo de porristas. He tenía ninguna pista qué significara ser porrista era. Le pregunté a mi mamá y ella me había dicho que era un grupo de personas que va a la competencia, y que es una actividad física. Por lo tanto, había dicho a mi mamá quería unirme. Empecé en el grupo de porristas y me encantó! Ahora que han pasado los años he ido a competencias y compitió contra otras escuelas y equipos. He agradó muchos metales y otros premios. Yo he sido porrista durante más de siete años. Me gusta, ser porrista es mi pasión.

Cuento #4

Hace 3 años  lo tenia todo . No estoy diciendo que era rica, pero si teníamos buen dinero. La verdad gastaba dinero “ a lo tonto”. Me encantaba comprar muchas cosas, y la verdad no me importaban las otras personas. Era muy egoísta y quería todo solamente para mi, por muchos años me sentía que era la mas feliz, solo porque tenia dinero.
Pero algo ocurrió que me hizo comprender muchas cosas. En el año 2007 perdimos nuestra casa junto con todo nuestro dinero. Tuvimos que vender nuestra casa y movernos. Nos movimos a un departamento, pero ese mismo año mi papa perdió su trabajo, y también mi mama ya que trabajaba en “Bienes Raíces” y ya no tenia mas éxito. Perdimos todo y a mi todavía no me importaba lo que había pasado, seguía gastando dinero como si lo tenia. Cuando no agarraba lo que quería me enojaba. Después nos tuvimos que mover a la casa de mis abuelos. Yo odiaba vivir ahí, nunca me gustaba estar en la casa, siempre salia para no estar con mi familia. Al principio no quería aceptar todo lo que estaba pasando, pero aunque todo eso paso estoy agradecida ya que gracias a eso estoy en una escuela que me gusta mucho, con amigas/os que quiero mucho y que me adoptaron como su “hermana”, ya que soy hija única; y aunque Dios no me dio hermanos de sangre, tengo muchos hermanos/as que incondicionalmente me dan su cariño.  
Le agradesco a Dios que esto me haya pasado porque gracias a esta experiencia me ha hecho comprender que el dinero no lo es todo y que el dinero no compra la felicidad. También me ha hecho valorar a las personas por lo que son y no por lo que tienen. Esto me ha unido a mi familia y juntos estamos luchando para salir adelante y llevar acabo nuestras metas. Se que “después de la tempestad viene la calma” y se que Dios nos tiene algo bueno. Solamente me queda decirles que todo tiene un porque y que de todas las situaciones se aprende, solo debemos sacar lo mejor de ellas.